ACAPULCO, Gro., 3 de diciembre de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores, como todos los días, inició este martes en la Mesa Estatal de Coordinación  para la Construcción de la Paz, la preparación de acciones de seguridad para proteger a la población y a los visitantes que arribarán a la entidad durante diciembre, como los migrantes que regresan a Guerrero y los vacacionistas, que se calcula que arriben más de un millón al estado.

De acuerdo con un boletín, en las instalaciones de la 35 Zona Militar, los mandos militares, policiacos y de Gobierno, se reunieron con el Ejecutivo estatal para organizar las operaciones conjuntas.

La Coordinación acordó reforzar el operativo conjunto de vigilancia en la Autopista del Sol y carreteras federales, bancos, escuelas, playas y áreas turísticas.

El gobernador informó que solicitará a la Secretaría  de Comunicaciones y Transportes que acelere la rehabilitación de la Autopista del Sol, para agilizar la circulación sobre todo en las fechas navideñas y de fin de año.

Mientras que se invitará al responsable en Guerrero del Instituto Nacional de Migración para alistar acciones a favor de los migrantes que regresan al estado en esta temporada de invierno y poner en operación el programa Bienvenido Paisano 2019.

Héctor Astudillo y los integrantes de la Mesa de Coordinación establecieron comunicación con las mesas regionales de Seguridad de Acapulco y Zihuatanejo. El mandatario exhortó a las autoridades de los tres órdenes de gobierno de esos municipios realizar los preparativos respectivos para esta temporada vacacional navideña que atraerá a la mayoría de los turistas nacionales y extranjeros, así como acciones en beneficio de las poblaciones locales.

En la Mesa de Coordinación Estatal, el secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca, informó que de acuerdo con los últimos reportes del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Guerrero ha mantenido una tendencia a la baja en homicidios dolosos hasta en un 30 por ciento de enero a octubre en comparación con el mismo periodo del año pasado, pasando de una tasa diaria de seis a cuatro víctimas en promedio; además disminuyó 63 por ciento el delito de secuestro.

En la reunión estuvieron presentes el secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame, el comandante de la 35 Zona Militar, Ernesto Ávalos Pardo, el representante de la Octava Región Naval Militar, Julio César López Centeno, el secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca, el fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, el delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, el representante de la FGR, Fernando García Fernández, el vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, entre otros.