CHILPANCINGO, Gro., 24 de abril de 2014.- Representantes de la empresa canadiense Gold Corp amagaron con el cierre de la mina debido a que los ejidatarios de Carrizalillo se niegan a llegar a un acuerdo sobre el pago de la explotación de minerales.

De acuerdo a una publicación de Reforma, el director estatal de Promoción Industrial y Minera, Héctor Zurita, informó que los empresarios han mantenido firme su postura de irse si no se llega a un acuerdo, pues ya se encuentran elaborando un programa para restaurar las tierras de ese ejido que ocuparon para la explotación de los minerales.

Desde hace 23 días, los ejidatarios demandan que la empresa les aumente la renta anual de 2.5 a 4.5 onzas de oro por cada una de las mil 200 hectáreas y para ello bloquean los trabajos para la extracción de oro, plata y zinc.
“Creo que la mesa directiva del ejido de Carrizalillo, que son seis personas, entre ellos su comisariado ejidal, no saben negociar con una empresa privada y están utilizando el discurso viejo de la guerrilla de Lucio Cabañas: patria o muerte”, puntualizó.
Destacó que la comunidad de Carrizalillo recibe anualmente 65 millones de pesos de la Gold Corp por el arrendamiento de las tierras, mientras que el Municipio de Eduardo Neri tiene un presupuesto de 30 millones de pesos al año.
Hoy el gerente de Gold Corp, Francisco Ballesteros, intentará retomar las negociaciones con los ejidatarios. El próximo 13 de mayo, el Consejo Estatal de la Minería sesionará para tratar el conflicto de Carrizalillo.