CHILPANCINGO, Gro., 27 de marzo de 2017.- Integrantes de la Alianza en Defensa de los Afectados por Financieras en Guerrero (Adafig) advirtieron al gobierno estatal que, si en los próximos días no hay respuesta para las más de 40 mil familias defraudadas por la empresa Productos Amor, la organización suspenderá el diálogo y retomará sus marchas y bloqueos de carreteras.

En conferencia de prensa esta mañana en Chilpancingo, Miguel Rodríguez Artiaga, presidente de Adafig, y Ambrosio Guzmán Juárez, representante de la Unión General Obrera, Campesina y Popular (UGOCYP), acompañados de familias defraudadas, relataron que al inicio de la administración estatal encabezada por Héctor Astudillo Flores, las familias defraudadas por empresas de préstamos y casas de empeño suspendieron sus marchas, tomas de edificios y carreteras, para dialogar con el gobierno, a través del jefe de la oficina del gobernador, Alejandro Bravo Abarca.

Las mesas de diálogo, dijo Rodríguez Artiaga, comenzaron desde que Astudillo Flores era gobernador electo y les prometieron solucionar el conflicto de las familias defraudadas paulatinamente, sin embargo, reprocharon que a más de un año el gobierno del estado no ha cumplido con la parte que les prometió.

Entre los acuerdos a los que llegaron destaca que la Fiscalía General del Estado debía iniciar una demanda penal y girar órdenes de aprehensión contra representantes de la empresa Productos Amor.

Otro punto fue que ya hay avances con el Fondo para el Fortalecimiento de Socaps y de Apoyo a sus Ahorradores (Fipago), el cual ofrece el 70 por ciento del adeudamiento a las familias y el otro 30 por cierto deberá cubrirlo el gobierno del estado.

Recordaron que Productos Amor defraudó a unas 40 mil familias en 52 municipios de las siete regiones de Guerrero, y se estima que esta empresa quedó a deber 900 millones de pesos a familias de la entidad.

Rodríguez Artiaga y Guzmán Juárez coincidieron en que las familias defraudadas continuarán el diálogo sólo si hay respuesta positiva, de lo contrario, amagaron con retomar las marchas, tomas de edificios y carreteras como forma de presión en la búsqueda de solución.

Además, afirmaron que para retomar sus acciones, la Adafig se integró al bloque de Unión de Organizaciones, Pueblos Originarios y Afromexicanos de Guerrero, quienes respaldan la lucha de las familias defraudadas.