ALPOYECA, 25 de enero de 2014.- Integrantes de la agencia de desarrollo rural IMAN, que colabora con el Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA), amenazaron a beneficiaras de Ixcateopan con quitarles el material para la construcción de gallineros y chiqueros de 2013 si no construían los del proyecto de 2012, a pesar de que no les han entregado el cemento y tabiques para la construcción.

El grupo organizado de mujeres se reunió afuera de la comisaría, para denunciar la situación y exigir al proveedor entregue el material faltante del año 2012. Por otra parte, al PESA le pidieron revisar la situación y no intimidarlas porque ellas no han sido las que han incumplido.

En la factura 2532 sin firmas, expedida por la comercializadora Garmed Maroc S.A. de C.V., a la presidenta del anterior comité; de un monto total de 150 mil 709 pesos, 47 mil 726 pesos, están marcados en la compra de block ligero con monto unitario de 10.78 pesos y 30 mil 076 pesos para cemento a 119.83 pesos la unidad.

Sin embargo aunque ambos materiales no han sido entregados, la trabajadora de IMAN responsable de la comunidad, Ariana Álvarez Quevedo, les ha exigido a las señoras terminar sus gallineros o chiqueros con el material que tienen, porque de no hacerlo les quitará el material dado recientemente.

Por su parte, el coordinador de dicha agencia de desarrollo, José Adán Morales Bedolla, les dijo que son las mujeres del grupo quienes deben exigir a la comercializadora la entrega del material faltante.

Desde la semana pasada, cuatro nuevos trabajadores de IMAN acuden a las casas de las beneficiarias para revisar el avance de los proyectos y amagar con quitar el material otorgado para las construcciones de traspatio de 2013.

Con esto, la agencia estaría intentado saltarse la entrega faltante de material correspondiente a 2012, que fue parcialmente dado en abril, aunque parte de este como las láminas resultara averiado con las lluvias de septiembre.

María Leal Rosales de 78 años, se quejó de que “los ingenieros vienen a mi casa a exigirme el material o que haga el gallinero con lo que tenga, a lo cual me negué, soy viuda solo tengo un hijo que cuando puede me ayuda pero no se puede construir así provisional como quieren porque si llega lluvia o viento fuerte se va a caer”, increpó la adulta mayor.

Entre los comentarios de las mujeres hubo quejas por las acciones de IMAN, “somos pobres, estamos atenidos al apoyo mientras ellos nos están amenazando con que quitarán los proyectos y se los darán a otras personas que no han acudido a las reuniones ni han trabajado”, reprochó una beneficiaria del programa.

“Nos regañan que porque no hay gallineros y chiqueros pero ellos también deberían de exigir a la empresa que nos den el material, ahora ya quitaron a varias beneficiarias y  nos vienen a amenazar no es justo, ¿a poco va a venir Aguirre a quitarnos lo que ya dieron?” reclamó una mujer madre soltera.

Hasta el momento ninguna dependencia gubernamental ni el ayuntamiento se han acercado con las mujeres para preguntar sobre la situación. Al inicio del proyecto hubo un registro de 145 mujeres en el programa, después 137, para 2011 sumaban 115 para  2012 fueron 87 y en 2013 disminuyó a 81.

Nosotras nunca hemos tenido el dinero, han sido los de IMAN quienes llevaron el manejo del recurso, sí hubo una capacitación pero fueron ellos los que decidieron donde se comprarían las cosas, remarcó una de las integrantes del comité anterior.

Las mujeres insistieron en reclamar que aparte de la falta del material con las lluvias de septiembre varias láminas se oxidaron y polluelos se murieron, asimismo rehusaron instalar criaderos para pollos, puercos o chivos de manera provisional como lo ha pedido IMAN ya que no resistiría los cambios de clima.

Las señoras pidieron que los nuevos trabajadores no amenacen a las señoras con quitarles el material, porque no han sido ellas las que han fallado, además, cuestionaron sobre un presunto apoyo para integrantes del comité del cual nunca hubo notificación por parte del responsable de la agencia de desarrollo sobre si se obtuvo o no.

El PESA obtiene recurso del Presupuesto de Egresos de la Federación y es considerado por la la Food and Agriculture Organization (FAO) de la ONU; el programa más grande y exitoso del país debido al involucramiento de los diferentes actores, el apoyo del congreso y la constante y estrecha labor entre FAO y la SAGARPA, según la página en Internet de PESA México.

Dicho programa busca fomentar el bienestar y el bien común de los individuos y sus comunidades rurales a través de tres acciones relevantes siendo una de éstas el apoyo a las comunidades en el fortalecimiento de su autogestión, el desarrollo de sus capacidades, sus recursos naturales, culturales, humanos, materiales y de organización.