CIUDAD DE MÉXICO, 17 de enero de 2017.- Un juzgado federal ordenó a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) recabar constancias y determinar la compensación que deberán recibir dos jóvenes integrantes del equipo de futbol Los Avispones que resultaron lesionados en los hechos violentos del 26 de septiembre de 2014, en Iguala.

En los amparos 1618/2016 y 1629/2016, el Juzgado Decimosexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México concedió la protección de la justicia federal a dos jóvenes y a sus familiares, quienes fueron víctimas de los hechos violentos suscitados el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, donde 43 estudiantes de la normal Raúl Isidro Burgos fueron privados de su libertad.

La resolución reclamada tiene su origen en la solicitud de otorgamiento de compensación subsidiaria realizada por el Agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad, a favor de los quejosos, con fundamento en el artículo 67, inciso a) de la Ley General de Víctimas, al no poderse reparar el daño por el delito de lesiones que sufrieron, porque los inculpados se sustrajeron de la acción de la justicia.

Los quejosos reclamaron la resolución de 11 de octubre de 2016, emitida por el Pleno de la CEAV en la que se determinó una compensación subsidiaria y otras medidas de reparación a su favor, como consecuencia del delito de lesiones que sufrieron durante los hechos acontecidos el 26 de septiembre de 2014.

La nota aquí.