ACAPULCO, Gro., 14 de marzo de 2020.- En su camino a Xochistlahuaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo una parada en la comunidad Barranca Honda, municipio de Ometepec, donde pudo disfrutar de una jícara con agua de chicayota.

La bebida le fue presentada por el joven indígena amuzgo Jacinto Santiago Miranda, estudiante del Instituto Tecnológico Superior de la Costa Chica, quien le explicó al mandatario que se trataba del proyecto con el que ganó el primer lugar de un concurso de negocios.

Tras beber el preparado, que pidió sin hielo para proteger su garganta, López Obrador expresó que el agua estaba “sabrosísima” y quedó maravillado al conocer sus propiedades antioxidantes y antidiabéticas.