BEIRUT, LÍBANO., 5 de agosto de 2020.- La joven potosina, Angie Hernández, sobrevivió este martes a la explosión ocurrida en el puerto de la capital libanesa, Beirut, luego de quedar varada en el tráfico camino a su casa; el saldo fatídico del estallido es de al menos 135 muertos, 5 mil heridos y cientos de desaparecidos.

“Se nos taparon los oídos, primero no se veía nada, después ya solo eran vidrios, polvo, gente ensangrentada y edificios dañados, personas llevando a los heridos en motos o como fuera hacia los hospitales, fue lo más horrible que me haya pasado, parecía que estábamos en zona de guerra (…) hacia donde voltearas era lo que veías, tardamos más de dos horas en poder salir; tengo que agradecer a Dios que nos quedamos atorados en el tráfico por cinco minutos, por eso no avanzamos más hacia la zona, de lo contrario creo que no lo estuviera contando”, narró en entrevista exclusiva con Agencia Quadratín San Luis Potosí.

Un día después de la explosión en el puerto, no solo se respira muerte y desolación, sino incertidumbre entre la comunidad libanesa, que de por sí vivía tiempos complicados debido a la pandemia de Covid 19 y el desplome económico por la caída de la libra, que ya perdió 25% de su valor frente al dólar y esto ha desatado graves conflictos sociales y políticos.

La nota aquí.