ACAPULCO, Gro., 21 de diciembre de 2015.- Ankor, el tigre de bengala que escapó del Paraíso de los Manglares, sigue atacando al ganado y demás animales de las granjas ubicadas en Coyuca de  Benítez, informó el médico veterinario zootecnista Diego Woolrich Bermúdez, quien forma parte del grupo multidisciplinario que busca al felino.

A casi dos meses de su fuga se han realizado varias estrategias para poder capturarlo, como son la colocación de cámaras y trampas con cebo, y recientemente la utilización de tres perros equipados con localizadores GPS que se encargan de seguir los rastros del tigre.

Sin embargo, hasta la mañana de este lunes, Ankor sigue libre y cazando para alimentarse. Su última presa fue un caballo en el poblado de El Embarcadero, en aquel municipio de la región Costa Grande.

De acuerdo con Woolrich Bermúdez, el peligro de ataque a alguna persona es latente y por ello de manera conjunta con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y Protección Civil del estado de Guerrero, se está alertando a los habitantes de las poblaciones cercanas a los sitios donde se encuentran los rastros más recientes del animal.