CIUDAD DE MÉXICO, 25 de junio de 2020. — El polvo del Sahara que avanza por la península de Yucatán no representa un riesgo alto para la población, pero las personas con problemas respiratorios como asma, alergias o Covid 19, entre otros, sí deben tomar medidas de precaución, indicaron especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En este sentido, la coordinadora de Prevención y Atención a la Salud, Flor Irene Rodríguez Melo, hizo algunas recomendaciones por medio de un comunicado, para prevenir los posibles daños a la salud que pueden generarse ante estas concentraciones de polvo.

Explicó que el polvo del Sahara contiene una masa de aire caliente con poca humedad, además de materiales biológicos y químicos, así como esporas y ácaros que pueden resultar dañinos sobre todo para las mucosas de la nariz y la garganta.

Indicó que las personas que padecen problemas respiratorios son las más vulnerables a presentar algún tipo de afectación a la salud, por ello es importante fortalecer las medidas de prevención y no abandonar los tratamientos médicos.

Algunas otras recomendaciones emitidas por la especialista son no exponerse a altas concentraciones de este polvo, permanecer en casa, y en caso de salir, utilizar cubrebocas o una mascarilla. Además, dijo, estas medidas ayudarán a disminuir los contagios de Covid 19.

De presentar molestias en ojos, alertó, es necesario enjuagarlos con abundante agua limpia o hervida, sin olvidar realizar un previo y posterior correcto lavado de manos, con el fin de prevenir una mayor afectación.

De igual forma, aseguró que es fundamental el uso de gafas en exteriores y mantenerse hidratados, así se evitará la resequedad de la garganta y de la mucosa del aparato respiratorio.

Más información aquí.