CHILPANCINGO, Gro., 30 de septiembre de 2021.- Durante su mensaje de toma de protesta, la nueva alcaldesa de Chilpancingo Norma Otilia Hernández Martínez declaró que asume una administración con un adeudo histórico en diversos rubros por mil 528 millones 703 mil 787 pesos.

Acusó que la administración saliente de Antonio Gaspar Beltrán es la que más deuda deja con “más de mil millones de pesos. No entregó la parte proporcional del aguinaldo ni de la quincena de septiembre para los trabajadores del Ayuntamiento”.

Otilia Hernández rindió protesta esta tarde en el centro de Chilpancingo, acompañada por la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda y su padre, el senador Félix Salgado Macedonio.

En su discurso, Norma Otilia destacó que asume un gobierno en una ciudad capital peor evaluada en servicios públicos, en desarrollo social, en desarrollo económico, mala percepción en seguridad, falta de transparencia y rendición de cuentas.

Y destacó que recibe una administración “con una nómina abultada que rebasa la capacidad financiera de los ingresos que se reciben de la federación, del estado y de los ingresos propios”.

Dijo que la administración tiene un adeudo de mil 528 millones 703 mil 787 pesos en diversos rubros; pago a proveedores, laudos, impuestos, seguros de vida, y en el organismo de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH),

Dijo que el adeudo de los más de mil 500 millones de pesos son el acumulado que han dejado las anteriores administraciones, pero especificó que tanto solo la saliente dejó un adeudo por más de mil millones de pesos.

Prometió que a partir de su gobierno los derechos de los trabajadores serán prioritarios y en este punto mencionó a Félix Salgado como aliado de la administración con los trabajadores.

A la clase trabajadora del Ayuntamiento les prometió un nuevo pacto laboral, atención y seriedad en los acuerdos, no a la represión sino diálogo, respeto y trato digno.

Y advirtió que en su gobierno no se permitirá la corrupción, “quien se le encuentre en actos de corrupción serán despedidos inmediatamente”, exclamó.

La toma de protesta del nuevo Cabildo estuvo a cargo del diputado local de Morena, Osvaldo Ríos Manrique.

La ceremonia se desarrolló en un Zócalo restringido al público, cerrado con vallas metálicas y con extrema vigilancia de la Policía Estatal, Protección Civil y el Ejército mexicano.

En representación del gobierno del estado, acudió el titular de la SEG, Heriberto Huicochea Vázquez, quien pidió que la nueva administración sea innovadora, humanista y solidaria y que brinde excelente servicios públicos y de calidad.