ACAPULCO, Gro. 1 de febrero de 2018.- El delegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Guerrero Mario Moreno Arcos informó que en los próximos días presentará su renuncia al cargo porque ya “concluyó su ciclo”.

En entrevista en el hospital del ISSSSTE en Acapulco, después de la entrega de apoyos por parte del gobernador Héctor Astudillo Flores, el delegado indicó que no buscará ser candidato por el distrito federal 07, ya que en los acuerdos en la coalición por parte del PRI y el PVEM le quedó a este último.

Afirmó que tampoco buscará nuevamente ir por la alcaldía de Chilpancingo porque “está hecho un caos” y mucho menos buscará la senaduría porque ya se registró Manuel Añorve, “esto es así, se gana y se pierde, yo perdí”. No obstante, adelantó que “a lo mejor pueda estar en un cargo”, sin dar más detalles.

De la situación que se vive en Chilpancingo, Mario Moreno consideró que es una situación grave y crítica, ya que hay un quebranto financiero “verdaderamente preocupante; yo la última quincena que pagué como presidente municipal, me tocó entregar siete millones y medio, hoy la nómina es de 15 millones, no me he puesto a hacer números, pero creo que debe de estar a no menos de 10 millones de pesos de déficit mensual”.

Sobre cómo dejará las finanzas de la dependencia luego de que presentará su renuncia, Moreno Arcos dijo que cuando la recibió, en Guerrero en el presupuesto se debía más del 50 por ciento y era todo pasivo, ahora se entregan “saneadas” y se está pagando al 100 por ciento los pasivos.

“Esperamos que el presupuesto de 2018 permita mejorar la atención a los derechohabientes, para mejorar la atención en el ISSSTE, se ha realizado convenio con cancerología, oftalmología en hospitales privados para tener servicios que no hay en el ISSSTE”, concluyó.