ACAPULCO, Gro., 7 de febrero de 2020.- El secretario general de la Sección 27 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), Gonzalo Arias Cárdenas, informó que interpondrá una denuncia penal y una queja en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos contra el director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), Leonel Galindo González, por desvío de recursos.

Indicó que en los 35 años que tiene de laborar en la paramunicipal, Galindo González ha sido el director más soberbio e inepto que han tenido y lo acusó de hacer ningún pago al ISSSPEG durante su administración, por lo que existe una deuda de 62 millones de pesos.

En conferencia de prensa, el líder sindical precisó que a los casi mil trabajadores sindicalizados les descuentan 11 por ciento de su salario para aportar al ISSSPEG, pero el dinero no llega a la dependencia, por lo que solicitó a la alcaldesa Adela Román Ocampo que destituya a Leonel Galindo. Agregó que además del desvío de recursos, el funcionario hostiga y ofende a los trabajadores.

“Exigimos que a partir de la primera quincena de febrero, las aportaciones que a nosotros se nos descuenta como trabajadores sean trasladadas al ISSSPEG, ya que de lo contrario partiremos de aquí en adelante y haremos lo necesario para que cumpla esta administración con esa obligación, de no ser escuchados por las autoridades recurrimos a lo que mucho han hecho, si 50 personas paralizan Acapulco, la Sección 27 del SUSPEG vamos a hacerlo, pero primero vamos a agotar el diálogo”, advirtió.

También exigió la destitución del contralor interno Adalid Cruz, a quien señaló de acosar a los empleados con las horas de entrada y salida; del subdirector de Operación, Rogelio Morales, y de la subdirectora comercial Rosalía Gutiérrez Terrenos, quien es la secretaria general del nuevo sindicato.

En otro tema, Gonzalo Arias dijo que la CAPAMA también debe seis millones de pesos en pensiones o jubilaciones a las viudas de 16 compañeros fallecidos.

Añadió que además hay puntos pendientes en el pliego petitorio que entregaron en 2019 como equipo y uniformes nuevos, contratación de soldadores y mecánicos, entrega de paquetes escolares, becas, prima vacacional del segundo semestre del año pasado y días económicos.