CHILPANCINGO, Gro., 9 octubre de 2018.- El secretario general del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG,) David Martínez Mastache, informó que se revisará la entrega de plazas fuera de la ley o al vapor que se ha denunciado en ayuntamientos, y adelantó que serán retiradas si se comprueba su ilegalidad.

El dirigente se dijo preocupado porque se diga que él ha solapado esas situaciones y precisó que las bases son gestionadas por los secretarios generales a quienes, aseguró, les ha instruido que actúen con responsabilidad en ese caso.

Afirmó que en la Secretaría General se enteran hasta que quedan registradas y hasta el momento no se ha podido aterrizar la información que ha circulado.

Martínez Mastache adelantó que este martes se reunirá con el alcalde de Chilpancingo Antonio Gaspar Beltrán y posteriormente con la presidenta de Acapulco Adela Román Ocampo.

“Lo haremos con mucha responsabilidad y quiero decirte que aquellas bases que estén fuera de la legalidad y se han entregado fuera de la ley actuaremos de manera responsable, por eso me urge platicar con los presidentes municipales”, expresó.

Indicó que entre los rumores está la basificación de ex funcionarios y directores de área, lo cual está prohibido por la ley.

Sobre si el retiro de bases provocaría inconformidad, David Martínez indicó que los afectados podrían acudir a las instancias correspondientes para ver si les dan la razón en una entrega ilegal.