CIUDAD DE MÉXICO, 16 de junio de 2018.- Desde los once pasos, el manchón penal, Messi pudo ser el alma de la fiesta Argentina, que en su debut en Rusia 2018 ante Islandia empató a un gol.

En los primeros 10 minutos el olor a gol en el Spartak Stadium era sabroso, puesto que dos cobros de falta de Messi, que fueron conectados de cabeza, estuvieron cerca de rodar dentro de las redes y tras una mala salida de Argentina, el balón llegó a los pies de Bjarnason dentro del área, pero falló y disparó afuera de la portería.

Aguero controló dentro del área un intento de disparo, al 19’, se dio media vuelta, disparó con poderío a la parte alta de las redes y festejó el 1-0 con su afición en el estadio, que la mayor parte del duelo ensordeció con cánticos.

Cuatro minutos después, luego un tira tira dentro del área Argentina, que falló al no despejar el esférico, Finnbogason dio el empate a Islandia cuando sólo tocó a las redes.

Fue hasta el 63’ que la Albiceleste pudo retomar la ventaja, cuando derribaron a Meza en el área, el árbitro marcó penal y lo falló Messi, al cobrarlo a media altura y encontrar las manos del portero Halldorsson.

Argentina cerró con todo el juego, presionando al frente, terminando algunas jugadas, pero no pudo concretar con otro grito de gol.

La nota en Quadratín México.