CIUDAD DE MÉXICO, 14 de octubre de 2020.- La Fiscalía General de Justicia (FGJ) informó que, en concordancia a los padres de familia de los niños fallecidos en el derrumbe del Colegio Enrique Rébsamen, apelará la sentencia condenatoria de 31 años de prisión en contra de la dueña del inmueble, Mónica García Villegas, dictada por un Tribunal de Enjuiciamiento.

La Fiscalía considera que la sanción debe ser mayor, ya que se pudo demostrar que la mujer, aun cuando tenía pleno conocimiento de que su conducta estaba prohibida, no respetó las normas de construcción, lo que puso en riesgo a toda la comunidad educativa y ocasionó que colapsara el plantel con aquel sismo de septiembre de 2017, que llevó a la muerte de 19 niños y siete adultos.

Los trabajos realizados por ministerios públicos, peritos y policías de investigación de la Subprocuraduría de Procesos, en conjunto con familiares de las víctimas, así como con la asesoría jurídica pública y privada, resultan determinantes para buscar un fallo mayor al de 27 años por homicidio culposo y cuatro más por Responsabilidad de Director Responsable de Obra.

La nota aquí.