ACAPULCO, Gro., 29 de marzo de 2019.- El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, sostuvo que los docentes agremiados trabajarán para sumarse a la Cuarta Transformación del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De visita en Acapulco para participar en el Encuentro de la Unidad de los Trabajadores de la Educación del Estado, el líder nacional del sindicato más numeroso de América Latina aplaudió que el actual gobierno federal dé “marcha atrás a los casi seis años de oprobio” de los que fueron objeto los dos millones 400 mil agremiados, periodo en el cual quedó concretada la reforma educativa.

“Trabajamos con gobiernos panistas, neoliberales y aguantamos la línea; con gobiernos populistas… Nos adaptamos a todo. El actual es un gobierno social demócrata, una corriente ideológica que busca la emancipación de las grandes masas y la reivindicación de los trabajadores”, dijo, e indicó que llevan un prontuario de las afirmaciones que se han hecho para recordarlas, como que un maestro no gane menos de 20 mil pesos.

“Ahí estaremos al lado del pueblo, de la patria porque esa es nuestra vocación”, expresó, y aseguró que en unidad, buscarán no tener “más cacicazgos en el SNTE y vamos a darle muy larga vida”.

Antes, explicó que del foro nacional emanaron 30 propuestas, las cuales fueron entregadas a los diputados federales y senadores, entre ellas que las evaluaciones no castiguen a los maestros pues consideró que “siempre fue aberrante que después de haber sido idóneos los convocaran a otra evaluación”.

Señaló que otro planteamiento de los foros por la Educación, suspendidos en Guerrero por las protestas de la CETEG, fue que disminuyan las cargas administrativas para los docentes y que la evaluación no sea la única manera de calificarlos, sino que ahora la antigüedad, la experiencia y las iniciativas de cada profesor sean tomadas en cuenta. 

Otro acuerdo, agregó es que volverá la bilateralidad entre el SNTE y la SEP, además que será retomado el programa de la carrera magisterial.

Cepeda Salas demandó justicia laboral para los maestros indígenas y que su salario sea equivalente al de un docente de educación básica.

Pidió ayuda para orientar a las nuevas generaciones de profesores, pues con 75 años de existencia, el SNTE “es de todos y somos el sindicato”. Además convocó a la defensa de la escuela pública, de los derechos salariales, prestacionales y laborales de los trabajadores.

“Nos sentimos muy apenados de que haya tanto rezago en pago de interinatos, plazas sin basificar, que pasen meses sin cobrar. Para corregir tantas anomalías ya entregamos el programa”, reconoció.

El secretario de la Sección 14 del SNTE, Javier San Martín Jaramillo, mencionó durante su participación que la sección sindical de Guerrero es la segunda más grande del país, con más de 70 mil agremiados y más de 30 mil pensionados.

“Una sección que tienen varias necesidades (…) Nos corresponde trabajar en lo prestacional, la seguridad, temas como los No Fone, con adeudos de horas y sin seguridad social que debemos resolver esas necesidades”, expresó.

En tanto el secretario de Educación, Arturo Salgado Urióstegui, dijo que trabajan para mejorar los índices educativos e indicó que la coyuntura obliga a tender puentes de comunicación y responsabilidades educativas.

“A pesar de los problemas financieros tratamos de cubrir los salarios de todos los maestros (…) de acuerdo a la ley del servicio profesional docente el gobierno de Héctor Astudillo Flores ha cumplido”, informó y añadió que la administración estatal ha entregado 4 mil 600 plazas en los 81 municipios.

Mencionó también que el gobierno estatal volverá a pagar a los maestros fuera del Fone y que el gobernador hará todo a su alcance para que sean incorporados al sistema.