IGUALA, Gro., 22 de julio de 2020.- El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Iguala, Octavio Fernández Salgado consideró positiva la propuesta del alcalde Antonio Jaimes Herrera de sancionar a quienes no usen cubrebocas ni cumplan con las medidas sanitarias.

Indicó que así como sancionan a los comerciantes debería hacerse con los ciudadanos irresponsables, pues comentó que la mayoría de las personas  que recorre las calles sin cubrebocas son jóvenes y es difícil controlarlos, pero se tiene que hacer.

Indicó que hay una gran cantidad de negocios que por la crisis no van a abrir. “El pago de renta, luz comercial y de casa, teléfono, salarios caídos, ha obligado a negocios a no reabrir sus negocios” y aseveró que si Guerrero regresa al semáforo rojo “la crisis económica del estado y de Iguala va a ser más grave”.

Lamentó que la gente no entienda o no crea que la enfermedad existe y esto es lo que nos limita actuar contra el virus.

Abundó que la mayoría de los aproximadamente 160 negocios de los miembros de la Canaco, ha abierto sus cortinas en este semáforo naranja, pero de llegar al color rojo, el comercio ya no va a aguantar.