CHILPANCINGO, Gro., 14 de abril de 2016.- Maestros de la Unidad Académica de Comunicación y Mercadotecnia de la Universidad  Autónoma de Guerrero (Uagro) y el representante de la Asociación de Relacionistas Públicos del Estado de Guerrero (ARPEG) promoverán que pese a la violencia, inseguridad, falta de agua y movimientos sociales “ya no se hable mal de Chilpancingo”.

Igual que el gobernador, Héctor Astudillo Flores quien dijo  a los medios de comunicación de hacer un “pacto de silencio” para “hablar menos” de la violencia y hechos delictivos que suceden en el estado, los académicos sugirieron que se deje de hablar de cosas malas de esta ciudad capital. 

Lo anterior fue informado durante el anuncio del Quinto Simposio Internacional de Comunicación, Mercadotecnia y Relaciones Públicas, que se realizará los próximos 27,28 y 29 de abril, y en el cual proponen “la construcción de la marca-ciudad en tiempos de crisis” a través de una investigación y proyectos que cambiarán la imagen de Chilpancingo.

En conferencia de prensa, la coordinadora del simposio, Neysi Palmero Gómez; la directora de la Escuela de Comunicación, Norma Angélica Sevilla; la directora del museo José Juárez, Anabela Lataban Campos; y el presidente de la Arpeg, Enrique Pastor López, coincidieron en que “se deje de hablar de cosas malas de Chilpancingo y se inicie con la construcción de la marca-ciudad”.

Al preguntarle sobre qué problema principal se sebe atacar para que Chilpancingo se convierta en marca-ciudad, Enrique Pastor López respondió: “no precisamente se debe de atacar algún problema, sino se debe cambiar la forma de pensar de cada persona”.

La directora del museo Juárez, Anabela Lataban señaló que “se debe de hablar bien de Chilpancingo, porque la gente vive insegura y estresada”.

Durante el anuncio se presumió de la buena relación que existe entre la Uagro y el gobierno municipal, no obstante al acto no asistieron el rector Javier Saldaña Almazán ni el alcalde Marco Antonio  Leyva Mena.