CIUDAD DE MÉXICO, 29 de abril de 2019.- Inmediatamente después de que el Pleno del Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular la reforma en materia de libertad sindical, justicia laboral y negociación colectiva, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, señaló que no fue un buen regalo para el 1 de mayo.

En un posicionamiento sobre la Reforma laboral, manifestó preocupación por el desechamiento de cada una de las reservas y cuya aprobación hubiera podido obtenerse una Ley Federal del Trabajo que lograse conciliar una evolución de los derechos sindicales sin vulnerar la estabilidad y la paz laboral.

“Se deja a 20 votos de senadores una gran oportunidad para lograr una legislación federal moderna y permanente”, dijo al lamentar que se tome la puerta falsa y haya aprobado una ley “por mientas” que está condenada a ser modificada tan pronto inicie el próximo periodo ordinario de sesiones.

De Hoyos acudió al Senado de la República para expresar su descontento. En entrevista, insistió que es un mal precedente que por lo apresurado se esté legislando por mientras, pues la primera Ley Federal del Trabajo tardó entre 30 y 40 años.

La nota aquí.