CIUDAD DE MÉXICO, 10 de agosto de 2016.- El senado de Brasil aprobó la madrugada de este miércoles seguir adelante con el juicio político a la presidenta suspendida Dilma Rousseff, por la supuesta manipulación de las cuentas públicas en 2014 y 2015, informa la agencia de noticias del Estado mexicano, Notimex.

Luego de un debate que se prolongó por 16 horas, la Cámara Alta brasileña avaló por 59 votos a favor y 21 en contra el informe que acusa a Rousseff de graves irregularidades presupuestarias y fiscales.

Esas faltas son “atentado contra la Constitución”, aprobaron los legisladores. Se trata de la tercera y última etapa del proceso que se sigue a Rousseff.

A finales de mes, el Senado celebrará la última sesión en la que Rousseff podría ser finalmente destituida si así lo deciden dos tercios de los senadores.

Más información aquí.