CHILPANCINGO, Gro., 31 de octubre de 2019.- El pleno del Congreso del Estado aprobó por unanimidad la Ley de Catastro para los Municipios del Estado de Guerrero la cual termina con los vacíos legales que tenía la Ley 676, aprobada hace 35 años, y que permitía que las empresas pudieran ampararse y lograr que los ayuntamientos les devolvieran el pago hecho del impuesto predial.

La iniciativa de reforma constitucional para abrogar la ya existente fue enviada al Congreso local por el gobernador Héctor Astudillo Flores y dictaminada a favor por la Comisión de Hacienda; posteriormente fue votada por unanimidad en la sesión de este jueves.

La diputada presidenta de la Comisión de Hacienda, Dimna Guadalupe Salgado Apátiga, informó en entrevista posterior que la Ley que existía no fue refrendada por el secretario de Finanzas del gobierno estatal en 1984, por lo que existía un vacío que permitió que durante años los empresarios pagaran sus impuestos, pero después, mediante un amparo, lograban que los ayuntamientos se los regresara.

Calificó la reforma como un logro histórico pues se evitará el daño administrativo que por años han sufrido los ayuntamientos.

“Ya no hay manera de que se amparen, realizamos un análisis exhaustivo; el cuerpo de la ley en sí tiene cambios administrativos simples en redacción y en temas específicos, pero lo importante aquí es que lograremos que los municipios ya no puedan regresar recursos por el pago del impuesto predial”, dijo.

Entre los ayuntamientos que más han sufrido por tener que regresar los impuestos están los de Acapulco, Chilpancingo, Iguala y Taxco.