CIUDAD DE MÉXICO, 13 de junio de 2021.- Una investigación de The New York Times apunta a que la tragedia del 3 de mayo en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, se debió a graves fallas en la construcción de la llamada Línea Dorada.

Además, señala al entonces jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard y al empresario Carlos Slim, dueño de la empresa encargada de los uno de los tramos.

“La tragedia ya se ha convertido en una crisis política que podría afectar a dos de las figuras más poderosas del país: Marcelo Ebrard, el secretario de Relaciones Exteriores del presidente, y Carlos Slim, uno de los empresarios más ricos del mundo.

Ebrard era jefe de gobierno de Ciudad de México cuando se construyó la nueva línea del Metro, conocida como “Línea dorada”, una expansión muy anunciada del segundo sistema de metro más grande de América, una iniciativa que podría impulsar sus credenciales como presidenciable. Y la empresa constructora de Slim, Carso Infraestructura y Construcción, llevó a cabo el tramo de la línea que colapsó. Era el primer proyecto ferroviario de la compañía, que allanaba el camino para otros más”, indica el reportaje publicado este domingo.

De acuerdo con la investigación, miles de fotografías del sitio del siniestro fueron compartidas con varios ingenieros expertos que llegaron a la misma conclusión:

“Los pernos metálicos que eran cruciales para la solidez del viaducto —y que servían como base de toda la estructura— parecen haber fallado debido a soldadura deficiente, falla grave que probablemente causó el choque.

Según el informe, los pernos metálicos fueron soldados al acero, lo que debería haber formado una unión casi indestructible. Sin embargo, las fotos de los escombros sugieren que la soldadura se hizo de manera deficiente, un fallo grave de construcción.

Más información AQUÍ