ACAPULCO, Gro., 19 de abril de 2016.- Más de 200 tiendas Oxxo ubicadas en distintos puntos del puerto han sido asaltadas desde el 1 de febrero a la fecha, principalmente las que se encuentran en las colonias Progreso, Centro y el fraccionamiento Magallanes.
Asimismo, de octubre del 2015 a la fecha, agentes de la Gendarmería Nacional en Acapulco han detenido a 28 hombres por robo a estas tiendas de conveniencia, los cuales fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes.
La colonia que encabeza estos asaltos es la Progreso con 38 tiendas robadas; le sigue el fraccionamiento Hornos con 26, la colonia Centro con 19 y el fraccionamiento Magallanes con 18.
En los asentamientos ubicados en la periferia del puerto el delito es menor ya que en la colonia Las Cruces sólo se tiene registrado un asalto; en Ciudad Renacimiento y Llano Largo se han reportado tres; en las unidades habitacionales El Coloso y San Agustín, así como en Cayaco, se han registrado cinco asaltos; mientras que en La Sabana y en la colonia Libertadores se tiene constancia de seis y siete asaltos, respectivamente.
Por su parte, en el fraccionamiento Las Playas se han reportado cuatro robos; en la Calzada Pie de la Cuesta, cinco; en el fraccionamiento Condesa, dos; y en el fraccionamiento Costa Azul, tres.
De acuerdo con reportes oficiales, normalmente son una o dos personas las que llegan a los establecimientos y con pistolas cortas amenazan a los trabajadores para poder robarles mercancía, sobre todo botellas de licor de diferentes marcas, cigarros o dinero en efectivo para después huir del lugar sin que ninguna autoridad los detenga.
Un trabajador de una de las varias sucursales de la cadena comercial, que por seguridad prefirió no dar su nombre, dijo a Quadratín Guerrero que cuando se enfrentan a este tipo de situaciones “no podemos hacer nada en esos momentos”, porque son amenazados por los delincuentes y es mejor dejar que se lleven la mercancía o el dinero.
Todas las tiendas Oxxo cuentan con un sistema de cámaras de vigilancia monitoreadas por un centro de control, el cual al detectar que se registra un asalto pide apoyo a las diferentes corporaciones policíacas; algunos establecimientos en diferentes zonas cuentan con personal de alguna empresa de seguridad privada.
En declaraciones recientes a los medios de comunicación el alcalde Evodio Velázquez Aguirre, argumentó que la delincuencia común ha bajado en este municipio.