MÉXICO, D.F., 10 de febrero de 2014.- La dependencia que encabeza Jesús Murillo Karam informó –mediante una solicitud de información pública– que en el periodo 2006-2013, en Baja California Sur se desmantelaron mil 830 sitios en donde se vendía droga al menudeo; en Chiapas fueron 830 negocios; Distrito Federal, 9 mil 433; Guanajuato, 535; Guerrero, 685; Nayarit, 824; Nuevo León, 2 mil 148; Sinaloa, 989; Sonora, 3 mil 490; Yucatán, 521; Zacatecas, 474; Hidalgo, 251; Veracruz, 249; Baja California, 109; estado de México, 175; Durango, 140; Colima, 118, y Puebla, 111.

En promedio, cada año el gobierno federal ha desmantelado 3 mil 500 narcotienditas en todo el país y 2 mil 200 personas han sido puestas a disposición el Ministerio Público Federal por venta de drogas, refieren informes de la Secretaría de Gobernación (SG), la Policía Federal (PF) y la Procuraduría General de la República (PGR).

Estadísticas elaboradas por el Centro Nacional de Planeación Contra la Delincuencia (Cenapi), la Secretaría de Gobernación y Plataforma México refieren que, de 2006 a 2013, la mayor parte de las narcotienditas detectadas operaban en el Distrito Federal y los estados de Sinaloa, Guanajuato, Guerrero y Sonora.

Asimismo, ante los juzgados federales solamente llegan en promedio 14 de cada cien denuncias presentadas o igual porcentaje de presuntos delincuentes que deben ser juzgados, refiere el programa sectorial para esta administración de la PGR, publicado en diciembre pasado.

Con menos de cien narcotienditas desmanteladas en ese periodo están los estados de Campeche, Coahuila, Jalisco, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco y Tamaulipas.

En cuanto al número de personas detenidas, las dependencias reportan un promedio de 2 mil 200 vendedores o narcomenudistas aprehendidos por la Policía Federal. En cuanto a indagatorias, la PGR ha reportado que entre enero de 2006 y noviembre de 2013 ha desahogado un promedio de 2 mil averiguaciones previas anuales, y la mayor parte de ellas se han registrado en el Distrito Federal, donde en ese periodo se acumularon 11 mil casos.