ACAPULCO, Gro., 29 de enero de 2018.- El bar Baby Lobster, donde se desató una riña a balazos la madrugada del domingo, se encuentra todavía con gotas de sangre en el piso.

En imágenes exclusivas de Quadratín Guerrero, también se observan montones de basura en el sitio de la balacera que dejó un muerto mientras era atendido en un hospital y una menor de edad en estado de salud grave.

En la fachada se observan sellos de clausura del gobierno de la ciudad y los que indican que la Fiscalía General del Estado tiene asegurado el lugar.

No obstante existe una entrada sin puertas, donde la cinta amarilla que cerraba el paso a la escena del crimen está tirada en el suelo y cualquiera puede entrar.

Aquí el video, grabado esta mañana.