ACAPULCO, Gro., 30 de abril de 2019.- Con motivo del Día del Niño, menores visitaron Palacio Nacional este martes y asistieron como invitados a la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero el evento trascurrió entre bostezos, aburrimiento y una que otra siesta de los pequeños.

De acuerdo con Milenio, los niños de entre seis y siete años se acurrucaron en las sillas y ocuparon el respaldo para recargar sus cabezas, mientras el presidente respondía las preguntas de los reporteros.

Algunos de los invitados especiales se mostraron aburridos e inquietos durante la conferencia, a pesar de que sólo duró una hora. Al término de esta, los pequeños asistieron a un desayuno con López Obrador.