IGUALA, Gro., 26 de junio de 2020.- La secretaria general del colectivo Los Otros Desaparecidos, Adriana Bahena Cruz señaló que la Fiscalía General de la República (FGR) no cuenta con protocolos claros para el proceso de entrega de cuerpos localizados.

Durante una conferencia virtual, aseveró que durante las diligencias los familiares han sido presionados, hostigados y torturados psicológicamente por la falta de protocolos y de capacitación del personal de esta dependencia federal en estos casos.

Comentó que recientemente se dio el caso de una señora, madre de un desaparecido que ya fue localizado y que funcionarios de la FGR la citaron para las diligencias de entrega del cuerpo y que no tenían un protocolo que garantizara un respeto a la señora.

Dijo que por el contrario, estuvo presionada y no se le permitió estar acompañada por miembros de Los Otros Desaparecidos para auxiliarla en todos los aspectos. “La señora apenas fue notificada de que tiene cáncer y ahora ya no sabe si tendrá vida para recibir el cuerpo de su hijo y darle sepultura”.

Bahena señaló que esta actitud de la Fiscalía General de la República para los casos de personas desaparecidas, así como de cuerpos encontrados ha sido de poca empatía, respeto y sensibilidad para los familiares que se presentan al proceso de la entrega del cuerpo de su familiar.

Indicó que se han dado casos en los que agentes de la FGR les han dicho que no hay fecha para la entrega de los cuerpos de sus familiares por la pandemia. También se han dado casos grotescos en los que la Fiscalía entrega los restos encontrados en bolsas negras para la basura, sin cumplir un protocolo que no tienen.

Por otra parte, señaló que trabajan en la elaboración de un protocolo de la entrega de los cuerpos de personas desaparecidas ya localizados a sus familiares, con el apoyo de organizaciones internacionales.

Ratificó la postura de su organización en el sentido de que la FGR ha asumido una actitud de tortura psicológica para familiares de personas desaparecidas y que esto es una violación de los derechos humanos, por lo cual exigió la destitución de funcionarios de la FGR por no ser capaces de atender este problema.