CIUDAD DE MÉXICO, 27 de septiembre de 2021.- Con un llamado a la paz y a la unión de todo el mundo, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que es tiempo de perdón y del respeto mutuo.

“Nos declaramos partidarios de la paz, de la soberanía y del amor. Aunque no olvidamos, sostenemos que es el tiempo del perdón y del respeto mutuo. Ahora, por ejemplo, mantenemos buenas relaciones con la Iglesia Católica gracias, en mucho, a que el papa Francisco es un verdadero cristiano, un defensor de los pobres”, dijo la noche de este lunes durante la conmemoración del Bicentenario de la Consumación de la Independencia de México.

Ante políticos y personalidades diplomáticas de varios países, el mandatario federal dijo que a partir de la independencia política, la nueva nación pasó por pruebas muy difíciles y dolorosas hasta llegar a ser lo que hoy es México gracias a mujeres y hombres que a lo largo de la historia han sabido poner en alto el nombre de México con valor, perseverancia, desinterés y ofrendando hasta la vida misma.

“En esta ocasión no hablaré de las confrontaciones internas entre liberales y conservadores ni del Movimiento de Reforma ni de la Revolución Mexicana; tampoco de cómo nuestros antepasados, con heroísmo, enfrentaron invasiones extranjeras para hacer realidad la soberanía nacional”, sostuvo.

López Obrador enfatizó que, aun cuando la entrada del Ejército Trigarante a la Ciudad de México fue un festejo de la élite militar y política, y con poca o ninguna significación social, no deja de ser el acontecimiento formal en el que desembocaron los acuerdos de Iguala y los Tratados de Córdoba, y la culminación de la lucha de más de una década para alcanzar la Independencia de México.

“Es cierto que, el 27 de septiembre de 1821, cabalgaban al frente de las tropas triunfantes el general Agustín de Iturbide y sus subordinados, los militares realistas y que muy atrás venían los liberales encabezados por Vicente Guerrero, quienes ni siquiera firmaron al día siguiente el Acta de Independencia del Imperio Mexicano; sin embargo, lo vivido en ese día, hace 200 años, marcó para siempre nuestra separación política con España.

Desde entonces, desde ese día, ni Iturbide ni Santana ni ningún otro jefe político conservador dejaron de cumplir con el compromiso de hacer valer la Independencia de México y así quedó demostrado cuando se defendió a la patria ante varios intentos de reconquista que buscaban mantener la subordinación a la monarquía española”, expresó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo reuniones bilaterales en su despacho de Palacio Nacional con representantes de los gobiernos de Rusia, Francia, India, Serbia y de la Santa Sede, quienes asistieron como invitados de honor a los festejos por los 200 años de la Consumación de la Independencia de México. Con información de Quadratín México