ACAPULCO, Gro., 10 de julio de 2020.- Autoridades de los tres órdenes de gobierno llevaron a cabo una operación para retirar el mobiliario en las playas Caleta y Caletilla del puerto, como parte de los requerimientos para permitir la reapertura de playas.

A las 11 de la mañana, agentes de la Guardia Nacional, Policía Municipal y Turística, así como trabajadores de la Coordinación de Protección Civil, de las Direcciones de Salud, Ecología, Reglamentos y Espectáculos, y Vía Publica, comenzaron a levantar toldos, sombrillas, mesas y sillas.

Se explicó que en el color naranja del semáforo epidemiológico se permite acudir a la playa, pero con cubrebocas y sólo se puede nadar, correr o caminar de manera individual o en grupos de no más de tres personas.

Durante el despliegue, prestadores de servicios turísticos, vendedores ambulantes y masajistas encararon a las autoridades, a quienes les pidieron facilidades para seguir trabajando y les reclamaron que espanten a los pocos turistas que lleguen tras cuatro meses de confinamiento.

Les dijeron que no permitirían que retiraran el mobiliario ni que volvieran a cerrar las playas. Incluso un prestador de servicios turísticos trató de encadenarse a un toldo para impedir que lo levantaran, pero tras dialogar con el director de CAPTA, Jondalar Castillo Ledezma, se acordó que le dejarían su equipo.

Funcionarios indicaron que esta medida continuará aplicándose en los próximos días para evitar regresar a color rojo y tener que volver a cerrar, como ha ocurrido en otros destinos turísticos.

El mobiliario fue subido a camionetas y será devuelto a sus propietarios cuando autoridades sanitarias determinen que ya es seguro volver a las playas de manera normal.