ACAPULCO, Gro., 20 de agosto de 2016.- Por mayoría de votos el Cabildo de Acapulco aprobó al alcalde Evodio Velázquez Aguirre endeudar al municipio con 158 millones de pesos.

El acuerdo fue presentado de última hora en la sesión de Cabildo de ayer viernes, con la condicionante de que el plazo para hacer efectiva una línea de crédito con el banco  Interacciones vencería el próximo lunes y se perdería.

La propuesta que argumentaba que la insolvencia económica “amenaza con paralizar y colapsar el funcionamiento del gobierno y de la administración pública municipal”, fue aprobada por los ediles del PRD, el PT, los panistas Porfirio Daza, Ulises Manrique Dorantes y Marbelia Salas Flores, así como por el priísta Rodolfo Escobar.

Votaron en contra el resto de los regidores del PRI, los de Movimiento Ciudadano Arturo López Sugia y María Antonieta Guzmán Vizairo, así como la panista Gloría Sierra López, mientras que el del Verde, Julián Erique Granados Morga, no asistió a la sesión.

El coordinador de los regidores de Movimiento Ciudadano, Arturo López Sugia, dijo en entrevista la mañana de este sábado que la representación de su partido votó en contra “porque consideramos que es un asunto que requería tratarse con toda seriedad y que pedir nuestro voto al cuarto para las doce sin habernos informado por anticipado ni dado la oportunidad de analizar si existe o no realmente necesidad de endeudar al municipio”.

Agregó que el hacerlo de esa manera le resta transparencia al proceso “y nosotros no vamos a avalar a ciegas e irresponsablemente, que el Ayuntamiento contraiga compromisos millonarios con el dinero de los ciudadanos con autorizaciones de última hora condicionados con plazos fatales a manera de presión”.

Por su parte la regidora del PAN, Gloria Sierra López, señaló que “el asunto lo trataron con demasiada opacidad, cinco minutos antes de la sesión a la que habíamos sido convocados”, e incluso “cuando inscribieron el punto en el orden del día también señalaron que era para proyectos productivos”.

Consultada la edil dijo que el argumento para adquirir el crédito es el pago de adeudos por 114 millones pesos al Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado de Guerrero (ISSSPEG), y de 12 millones al Infonavit.

“Cuando debatimos el presupuesto, en el desglose de la deuda no aparecen desglosado estos montos”, como lo establecen las nuevas disposiciones fiscales.

Consideró que “es grave para las finanzas de Acapulco que la hacienda pública se maneje de esa manera, el punto requería necesariamente de un análisis detallado previa su presentación  al Cabildo”.

El adeudo que se autorizó contraer al municipio, será pagado con recursos del Ramo 28 y con recursos propios del Ayuntamiento.