CIUDAD DE MÉXICO, 13 de enero de 2021.- La senadora de Morena Celeste Sánchez Sugía respaldó la decisión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de ofrecer asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange. 

A través de un punto de acuerdo, la morenista hizo un llamado a la comunidad internacional para vigilar la situación jurídica y el respeto a los derechos humanos del programador, periodista y activista de Internet, en el marco que establece el derecho internacional, según información publicada por Quadratín México.

La propuesta turnada a la Segunda Comisión de Trabajo, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, recuerda que el activista fue detenido en 2010 en el Reino Unido, a petición de Suecia, acusado de presuntos delitos sexuales, mismos que luego fueron retirados.

Los meses que siguieron a esta acusación, el activista vivió en arresto domiciliario. El gobierno de Estados Unidos persiste en la extradición del australiano para juzgarlo por diversos cargos que incluyen pirateo informático, además de 17 adicionales en virtud de la ley anti espionaje, la cual ha sido negada por la Corte Penal de Londres.

El 19 de junio de 2012 ingresó a la embajada de Ecuador en Gran Bretaña y solicitó la protección diplomática del Estado ecuatoriano, acogiéndose a las normas sobre asilo diplomático vigentes en los tratados internacionales. 

Assange permaneció en esa embajada durante casi siete años y obtuvo la nacionalidad ecuatoriana, de la que luego fue privado. El 2 de abril de 2019, el gobierno Lenín Moreno rompió con la postura de su predecesor y retiró el asilo político al ciudadano Julian Assange, a pesar de ser ciudadano ecuatoriano. 

Dicho país afirmó que el periodista violó el acuerdo sobre sus condiciones de asilo, por lo que se realizó una operación con gran despliegue de la policía británica para entrar a la sede diplomática y detenerlo.

Assange se ha negado a “someterse a una extradición por un trabajo periodístico que recabó numerosos premios y protegió a mucha gente”.

La senadora de Morena consideró necesario establecer un pronunciamiento desde el Poder Legislativo para reafirmar el compromiso de México con los derechos humanos y la tradición de respeto al asilo político. El Estado mexicano reconoce a la figura del asilo político como un mecanismo de protección y de tutela de los derechos humanos de aquellas personas que así lo soliciten, sin distinción, restricción o discriminación alguna.