CIUDAD DE MÉXICO, 28 de enero de 2020.— En el informe del Pulso de la Salud, el Gobierno federal aseguró que va a alcanzar el presupuesto que se amplió en 40 mil millones de pesos, acompañado de quitar la corrupción en la subrogación de servicios, así como en la compra de medicamentos y equipo médico.

Durante la conferencia matutina de este martes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó con los encargados de la seguridad social que se va a “hacer más con el presupuesto en esta demanda sentida de los ciudadanos”.

El Jefe del Ejecutivo apuntó que la consolidación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) avanza favorablemente con 21 estados que la respaldan, pese a la resistencia de algunos servidores públicos.

“Estamos decididos a qué tiene que funcionar bien el sistema de salud y ser eficaz, buen servicio, servicio de calidad y que todos los mexicanos, desde luego los más pobres tengan la posibilidad de atenderse y de curarse y que no importe la situación económica”, dijo.

Luego de su encuentro con gobernadores del PRI, López Obrador aseguró que los mandatarios están respaldando, pero “en algunos casos hay resistencias, hay un director de un Instituto que es el único que no quiere la gratuidad, porque tienen ahí contratos por 600 millones de pesos en servicios y medicamentos desde hace tiempo, y ojalá de manera voluntaria se adhiera al plan, todos y nada por la fuerza todo por la razón”.

Sigue la nota aquí.