CIUDAD DE MÉXICO, 11 de enero de 2019.- Con una inversión de 20.7 millones de pesos anuales, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) opera la campaña contra la langosta en 10 entidades federativas, con el objetivo de reducir y prevenir la formación de mangas que pudieran afectar la producción agrícola.

De acuerdo con un comunicado, en coordinación con los Comités de Sanidad Vegetal, los técnicos del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) operan esta campaña cuyas acciones se basan principalmente en la detección y control oportuno de la plaga, a fin de evitar que se desplace a zonas de interés agrícola.

Las acciones de la campaña se llevan a cabo principalmente en los estados del sur-sureste del país, como Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán (en estos tres últimos se ocupa 50 por ciento del presupuesto correspondiente), pero también son beneficiados los productores de Hidalgo, San Luis Potosí y Tamaulipas.

La langosta centroamericana (Schistocerca piceifrons Walker) es un insecto que puede alimentarse de hasta 400 especies vegetales; tiene un alto potencial reproductivo y su comportamiento tiende a la gregarización, es decir, a la formación de bandos y mangas, capaces de cubrir desde pequeñas superficies hasta extensiones de varios kilómetros.

Más información aquí.