ZIHUATANEJO, Gro., 20 de julio de 2019.- La presencia de aves migratorias en este paradisiaco destino y el incremento en su número y su estadía no se debe totalmente al cambio climático, sino más bien al desplazamiento y reducción de sus refugios naturales, pues en este puerto han encontrado alojamiento. 

El biólogo André Sebastián Fuentes Vega, miembro del colectivo ProCosta A. C., indicó que tras una observación en el cocodrilario de playa Linda, se encontraron distintas especies de aves, sobre todo piscívoras. 

Explicó que lo anterior indica que esta es una zona valiosa para las especies, como cigüeñas, garzas, espátula rosada y perro de agua, entre otras, las cuales se alimentan de peces, pues ahí pueden reproducirse y criar. 

“Usualmente ya en Guerrero existen pocos lugares o refugios donde este tipo de aves realizan sus nidos, y cuando se observa que las aves de laguna como esas no anidan, quiere decir que el espacio lagunar no está en buen estado, lo que ha pasado en diferentes partes del estado, o les fue arrebatado”, indicó el ambientalista. 

Fuentes Vega mencionó que ha aumentado el arribo y estancia de las aves, lo que es un indicador de que no están tan perturbadas como en otros lugares a los que llegaban a anidar o a alimentarse en cierta temporada y ya han sido alterados o han desaparecido. 

En playa Linda las aves anidan justo donde pasa la gente, lo que quiere decir que se sienten a gusto.