ZIHUATANEJO, Gro., 23 de abril de 2020.- La venta de pescado es mínima pese a que el producto sufrió una caída en precio ante la crisis económica por el coronavirus en este municipio.

Entrevistados en el punto de venta de playa Principal, pescadores reconocieron que la demanda se encuentra en un 20 por ciento, ya que muchos de los clientes no cuentan con dinero para comprar las especies.

El socio de la cooperativa pesquera Morros de Ixtapa, Otoniel Gutiérrez Rodríguez informó que el sector atraviesa por una fuerte crisis ante la pandemia que ha traído consigo el cierre de hoteles, restaurantes y marisquerías en todo el destino.

Por este motivo, los pescadores sólo dependen de los consumidores locales y por ello los precios se disminuyeron, y  aún así la demanda es poca y en muchas ocasiones el producto no se logra vender.

En un recorrido, se constató que muchos pescadores regresan con una muy buena captura, pero en tierra son pocos los clientes que los están esperando.

La pesca ribereña no se ha suspendido por tratarse de una actividad vital, tanto para quienes la realizan como para la propia población, la cual se puede abastecer de los productos marinos en la actual temporada de cuarentena.