CHILPANCINGO, Gro., 30 de enero de 2019.- El fiscal general de Guerrero, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, informó este miércoles que la balacera registrada el martes en el fraccionamiento SUSPEG de la capital se debió a una operación de rescate de una persona secuestrada.

De los hechos violentos registrados simultáneamente en Chilpancingo, justo cuando se desarrollaba el dispositivo, el fiscal no emitió ningún comentario.

En conferencia de prensa, De los Santos Barrila se limitó a leer un comunicado en el que indicó que la Fiscalía desarticuló una banda de secuestradores y rescató con vida a una persona privada de su libertad, de la cual se reservó su identidad.

Agregó que durante la operación se detuvo a Marco ‘N’, Víctor ‘N’, César Jair ‘N’, Víctor Alfonso ‘N’, Jesús Salvador ‘N’ y Citlali ‘N’ como presuntos secuestradores.

Mencionó que la víctima fue privada de su libertad el pasado 25 de enero, cuando llegaba a su domicilio en Chilpancingo, y sus captores solicitaron una cantidad de dinero a cambio de su libertad y fue el martes cuando ofrecieron intercambiar el dinero por el secuestrado, por lo que se inició un dispositivo.

“Al arribar al lugar, precisamente en el fraccionamiento SUSPEG en esta ciudad capital, los elementos de la policía ministerial fueron agredidos con disparos de arma de fuego, los cuales actuaron de forma inmediata repeliendo la agresión, resultando una persona privada de la vida derivado del tiroteo y que había agredido minutos antes al personal ministerial, y el operativo siguió en persecución en la colonia María Dolores”, explicó.

Al fiscal se le preguntó sobre la agresión de uno de los ministeriales contra reporteros, a los que apuntó con un arma de fuego cuando cubrían la operación, a lo que respondió que buscará al periodista agredido para “ofrecerle una disculpa”, pero subrayó que la prensa debe respetar los protocolos en las operaciones de seguridad.