CHILPANCINGO, Gro., 11 de agosto de 2018.- Vecinos volvieron a bloquear la entrada del fraccionamiento Nuevo Mirador de la capital, esta vez para exigir que las camionetas Urvan cumplan con su recorrido completo, pues denunciaron que los dejan a 300 metros de ese asentamiento.

Los habitantes indicaron que el Ayuntamiento no ha pavimentado el acceso al fraccionamiento y los conductores de las combis se niegan a subir por las malas condiciones del camino.

Reclamaron que se dé el servicio completo para más de 500 colonos, pues aseguraron que se han registrado accidentes, como caídas y atropellamientos, debido a que los choferes bajan a los pasajeros a la orilla de la Autopista del Sol.

El bloqueo inició a las 10:30 horas y terminó a las 12:00, luego de que los manifestantes entablaron un diálogo con funcionarios del Ayuntamiento y representantes del transporte.