ZIHUATANEJO, Gro., 25 de mayo de 2018.- Taxistas informaron que su actividad ha disminuido en los últimos días como consecuencia de la baja temporada turística, lo que repercute directamente en su ingreso diario.

Los trabajadores del volante comentaron que con la crisis económica resulta complicado mantener en buenas condiciones sus vehículos, ya que insumos como la gasolina representan un gasto importante y en ocasiones el dinero apenas alcanza para comprar combustible.

“El litro de gasolina Magna cuesta más de 18 pesos y el de la Premium ya está por llegar a los 20 pesos”, precisó uno de los choferes.

Explicó que con los días festivos y puentes que hubo en mayo, los servicios se incrementaron hasta en un 70 por ciento, “pero llevamos más de una semana y las dejadas han bajado porque no hay turismo nacional”.

“Llega gente en los fines de semana, pero lo hace a través de los autobuses turísticos y estas unidades los mueven para todos lados, ya no requieren el servicio de taxi”, indicó.

El dirigente taxista René Rosas Rodríguez señaló que la actividad ha bajado hasta un 60 por ciento, por lo que los transportistas enfrentan el periodo más crítico, principalmente aquellos que laboran en las zonas turísticas como Ixtapa.