ACAPULCO  Gro., 23 de junio de 2019.- El fiscal General del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila y el secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca vaticinaron una baja en los índices delictivos tras dar a conocer la detención en Oaxaca de los dos presuntos líderes de la banda Los Virus, quienes también se movían por Ciudad de México, Quintana Roo y Guerrero, haciéndose pasar por empresarios.

En conferencia de prensa, en el salón Dolores Olmedo del Centro de Convenciones Acapulco Jorge Zuriel de los Santos detalló que la detención de Juan Ulises ‘N’ y Gustavo ‘N’, conocidos como Virus y Virus 2, respectivamente, se realizó el viernes pasado en la ciudad de Santa Cruz Xoxocotlán por secuestro agravado.

De los Santos Barrila precisó que ambos detenidos se encuentran relacionados con homicidios, secuestros, extorsiones, entre otros delitos cometidos en las colonias 5 de Mayo, Sinaí, Emiliano Zapata, La Sabana, Simón Bolívar, Ciudad Renacimiento, Villa Madero, CNC, Las Cruces, La Garita, 20 de Noviembre y La Mica.

Añadió que fueron trasladados a esta ciudad y quedaron a disposición del juez correspondiente, además que les decomisaron teléfonos celulares de diferentes marcas y modelos; también quedó asegurado el inmueble donde se hizo la detención, dado que fueron hallados altares en los cuales, al parecer se utilizaban restos humanos para rituales, mismos que fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de Oaxaca.

Sin embargo, el fiscal de Guerrero sostuvo que aún hay miembros de esa banda operando en Acapulco, quienes ya fueron identificados y trabajan para liberar órdenes de aprehensión.

Por su parte, Portillo Menchaca reconoció que mayo fue el mes con mayor número de homicidios dolosos con 148, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad (SESNSP) que ubicó a Guerrero el 20 de junio pasado, en el sexto lugar en el país. No obstante, sostuvo que “la tendencia es a la baja”.

En otro tema, el fiscal dio cuenta de las detenciones efectuadas esta semana por agentes estatales en Chilpancingo, Cuajinicuilapa, Chilapa y en este puerto, así como lo confiscado, entre vehículos, armamento y drogas.