ACAPULCO, Gro., 23 de noviembre de 2016.- La Red de Agricultores Sustentables Autogestivos advirtió que ante la falta de apoyo del gobierno y las escasas ganancias que obtiene el sector cafetalero está en riesgo de desaparecer.

Arturo García Jiménez, integrante de la asociación civil dijo que los productores de la sierra de Atoyac buscan otras alternativas como la producción de plátano y aguacate.

Al participar como invitado en la sesión de este miércoles de la Asociación Civil Acapulco conocida como Grupo Aca, indicó que 24 mil familias que dependen de la producción del aromático son afectadas por la falta de políticas de apoyo a ese sector.

“De acabarse este proceso quedarían totalmente desamparadas pues nuestro apoyo a este mercado por el Gobierno es muy raquítico”, dijo.

Señaló que cuando se presentó la crisis por el hongo de la roya que acabó con el 90 por ciento de la producción el apoyo fue tardío y aún no logran recuperarse porque una huerta tarda tres años en producir una planta.

Arturo García agregó que en el presupuesto estatal para el próximo año hay una reducción del 30 por ciento y que de los 80 millones presupuestados para el presente, sólo se han ejercido el 40 por ciento de los recursos en la compra de insumos y apoyos a los productores.

Esto pese a que el estado es el cuarto productor nacional de café y a que este año la cosecha se estima en 30 mil quintales.

La compañía Nestlé es quien compra el 80 por ciento del café guerrerense a un precio de 45 pesos por kilogramo.

El resto lo exportan como materia prima, café verde, a Korea y otros países, pero necesitan apoyo para vender café tostado y molido, el cual tienen que maquilar en Veracruz.

En el estado 40 mil hectáreas son cultivadas por pequeños productores, en las dos costas y la Región de La Montaña.