Las otras intenciones

La mano negra en política la constituye la defensa a trasmano de intereses políticos económicos y sociales. Se expresa como conflicto y se integra a una red de juegos de poder. Lo que vimos a lo largo de la semana es una clara expresión de ello.

La rebeldía elementos de la Policía Federal en contra su inserción a la Guardia Nacional, fue el tema  dominante de la semana.

Se trató de una movilización de entre mil 500 y dos mil oficiales, en el Centro de Mando  conocido como Contel, otros estiman que junto a otras sedes llegaron hasta cuatro mil efectivos de un total de 40 mil que integran la corporación policiaca.

El conflicto tiene diversas aristas y en algunas de ellas existen elementos de razón en favor de los policías federales, sin menoscabo de que el problema se explote con otros fines.

Laboral. Respeto a la antigüedad laboral. Respeto a las prestaciones laborales. Devolución de la operatividad de 9 mil 800 pesos, cada 25 días laborados. El sueldo quincenal debe ser de 15 mil pesos libres de impuestos a partir de la segunda quincena de julio de 2019. El sueldo base de 2 mil 300 pesos debe desaparecer. Ahora debe ser de 15 mil pesos quincenales. Recibiremos uniformes dos veces por año. Horarios establecidos de trabajo conforme a la Ley Federal del Trabajo. Establecer un sindicato para la Policía Federal-Guardia Nacional. (Estos últimos contradicen la naturaleza del cuerpo.

De Derechos Humanos. Horarios establecidos de trabajo conforme a la Ley Federal del Trabajo. Respeto a la dignidad de todos los que conforman la Policía Federal.

Existieron otras peticiones que resultan contradictorias. No seremos evaluados por personal militar que no tiene conocimiento de la función policial. No perteneceremos a Sedena como lo han querido hacer. No viviremos en cuarteles militares. El polígrafo debe desaparecer el 3 de julio del 2019.  No seremos evaluados y pasaremos en automático a la Guardia Nacional y el mando saldrá de las filas de la Policía Federal sin parentesco con la escala de mandos. Deben renunciar todos los mandos a partir de comandantes de compañía, hasta los directores ya que ellos siguen siendo los mismos que están inmiscuidos en corrupción y crimen organizado.

Legales.- En la Ley de la Guardia Nacional, se establece que el proceso de transferencia inicie formalmente con las Divisiones de Fuerzas Federales y Gendarmería. Da un plazo máximo de 30 días, contados a partir de la entrada en vigor de la ley, para pasar a la Guardia los recursos humanos, materiales y financieros de ambas Divisiones. Esta propuesta implicaría la desaparición de la corporación federal creada en 1999, que cuenta con siete divisiones y más de 40 mil elementos.

Se establece conceptos de indisciplina y prohibiciones De 30 a 70 años de prisión al personal que se “incorpore” al crimen organizado; Destituidos e inhabilitación por un plazo igual al de la penalidad; De 15 a 60 años de cárcel a por uso de sus facultades a favor de la delincuencia; De 15 a 60 años por proteger o adiestrar a un criminal; Asistir uniformados a bares, cantinas o prostíbulos; Filtrar algún tipo de información; Abstenerse de infligir o tolerar actos de tortura, crueles o degradantes

Existen otros factores a considerar, que no por subjetivos, deben despreciarse: 1. AMLO fue investigado por la Policía Federal en 2017 por supuestamente haber instigado los saqueos y protestas contra el gasolinazo del presidente Enrique Peña Nieto.  2. En reiteradas ocasiones, el presidente López Obrador ha declarado que de los 40 mil elementos de la corporación, sólo 10 mil integrantes son adecuados para su trabajo. 3. López Obrador criticó la decisión de Enrique Peña Nieto de haber adscrito la Secretaría de Seguridad y la Policía Federal a la Secretaría de Gobernación, lo cual consideró que había sido ineficiente y había dejado en mala situación a los policías. Además, en numerosas ocasiones acusó a la corporación de ser un instrumento para reprimir al pueblo.

Durante un mitin en Tizayuca, Hidalgo, efectuado el 25 de febrero de 2015, arremetió contra la Policía Federal luego de que, un día antes, desalojaran con gases lacrimógenos a maestros de Guerrero que protestaban por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, actos que dejaron una persona muerta.

“Lo que pasa en Guerrero, ustedes lo saben, es porque la gente no acepta la versión de la Procuraduría, la versión de Murillo Karam, de que se quemaron los jóvenes en un basurero, eso no lo acepta la gente, no lo aceptan los padres de los jóvenes y se está ocultando la verdad, no se está diciendo la verdad”, señaló tras lanzar críticas a los policías federales.

Cuandlo se saca el petate al sol, saltan las chinches, diría la abuela