TOLUCA, Edomex, 9 de mayo de 2017.- Sí, sacaron sus navajas, como queriendo pelear. Desde el preámbulo del debate entre los seis candidatos a gobernador del Estado de México, con sus huestes, algunos quisieron cobrarse afrentas mediáticas, ofensas o señalamientos de corrupción, de descalificación.

Y ya en el debate, cada uno en su papel. Intercambiaron acusaciones, señalamientos de corrupción fundamentalmente. Casi la norma fue sacar trapitos o auténticas sábanas al sol.

Sí, hubo propuestas específicas en los temas, fueron hasta cierto punto serios. Pero afuera salió a relucir el fanatismo, los reventadores, al más puro estilo de la tauromaquia.

A Josefina la recibieron las huestes de Delfina. Gritos, recriminaciones, cuestionamientos. ¿Cómo te atreves a cuestionar a la maestra Delfina? ¡Tú no has explicado que hiciste con los mil millones que te dio el gobierno! Y la candidata panista debió cerrar la ventanilla de su camioneta ante el real riesgo de ser agredida.

La nota aquí.