ACAPULCO, Gro., 30 de noviembre 2018.- Entre tráfico vial y el abarrotamiento de la avenida Costera Miguel Alemán se llevó a cabo la séptima edición de la Cabalgata Nacional Turística.

De acuerdo con la organización de Cabalgantes Unidos del Estado de Guerrero (CUEG) más de tres mil caballos de distintas partes del país desfilaron sobre la vía, desde el parque Papagayo hasta el Centro Internacional Acapulco (CIA).

Entre charrerías, locales y visitantes disfrutaron del polémico evento, el cual genera polarización entre la sociedad acapulqueña por el cierre de la circulación de la avenida principal del puerto.

El tráfico vehicular se registró antes de llegar al parque Papagayo debido a que policías desviaban a los automovilistas hacia la avenida Cuauhtémoc y a un carril del sentido contrario de la avenida Costera.

El alcohol no pudo faltar en el evento, ya que los cabalgantes sostenían latas de cervezas y vasos de tequila y otras bebidas embriagantes. Se pudo apreciar que algunos jinetes iban alcoholizados.

Asimismo, un rastro de excremento de caballo fue dejado durante el evento. Trabajadores de servicios públicos iban hasta atrás de los contingentes limpiando la suciedad.