CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero 2018.- Ante el pleno del Consejo Universitario, el rector  de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, expresó la inconformidad e indignación de los universitarios por la desaparición y hechos que violentaron los derechos humanos del alumno de la Prepa 8, Marco Antonio Sánchez Flores tras ser detenido por policías capitalinos, desaparecer por cinco días y ser localizado con un estado de salud vulnerable referido como delirio mixto en la primera evaluación médica.

De acuerdo con un comunicado, el rector aseguró que la UNAM ha acompañado a la familia del alumno desde que tuvo conocimiento de su desaparición; apoya el proceso de recuperación del joven y continuará orientando a los familiares a través de la Oficina de la Abogada General de esta universidad.

Informó que este martes pasado se comunicó con el director del Instituto Nacional de Pediatría, en donde se encuentra hospitalizado el alumno, para conocer su estado de salud, quien aparentemente va mejorando; dijo que se mantendrán al pendiente para saber si requiere algún otro apoyo.

“El caso de Marco Antonio Sánchez generó, con razón, mucha indignación, no sólo entre la comunidad universitaria sino también entre la sociedad en general”, resaltó.

La nota aquí.