CIUDAD DE MÉXICO, 29 de abril de 2020.- Senadores del PAN insisten en que el titular del Ejecutivo federal debe suspender las obras de construcción de la refinería Dos Bocas en Tabasco, y reorientar los recursos que pueden beneficiar a alrededor de 20 millones de mexicanos con menos ingresos.

A través de un punto de acuerdo, el Grupo Parlamentario del Acción Nacional señala que estudios consideran como inviable, técnica y financieramente, dicha obra, por lo que exhortan al Primer Mandatario a destinar los recursos asignados para el ejercicio fiscal 2020 en proyectos de infraestructura viables, que contribuyan a la reactivación económica que requiere el país.

Ante la epidemia del Covid 19 y la crisis de salud ocasionada por el coronavirus, los panistas señalan que el Presidente debe implementar un salario solidario que permita garantizar el ingreso de los trabajadores mexicanos y asegurar el impulso del mercado interno durante la emergencia sanitaria.

El senador Víctor Fuentes Solís dijo que en su lugar los 171 mil millones de pesos de la obra anacrónica de Dos Bocas podrían destinarse a subsidiar el salario de las personas con menos ingresos en el país, lo que permitiría a las familias mexicanas incentivar el mercado interno.

En el documento impulsado por el panista explica que el salario solidario es una medida progresiva que beneficia a quienes reciben un salario más bajo, dado que la totalidad de su ingreso la aportarían las empresas junto con el gobierno a través de un subsidio temporal y, de esta manera, conservar la mayor cantidad de empleos posibles.

“Desafortunadamente esta pandemia va a dejar un gran número de muertes, pero también dejará a un gran número de habitantes en situación de pobreza, el impacto económico que se avecina tendrá consecuencias nunca antes vistas, particularmente porque la duración es incierta”, advirtió Fuentes Solís.

Esta propuesta de salario solidario de la bancada del PAN requiere de una inversión gubernamental de 96 mil 311 millones de pesos para beneficiar a 14 millones 149 mil 645 trabajadores que ganan entre uno y tres salarios mínimos; cinco millones 350 mil 678 empleados cuyo ingreso oscila entre tres y 10 salarios mínimos y finalmente, un millón 113 mil 213 colaboradores que su salario es mayor a los 10 salarios mínimos al mes.

Más información aquí.