ACAPULCO, Gro., 26 de mayo de 2015.- De acuerdo a un reporte especial que emitió la secretaría de Educación en Guerrero (SEG) aseguró que municipios como Chilapa y Quechultenango se convirtieron en escenarios de guerra.

 

El documento señala que de julio del 2014 a la fecha, la ola de violencia suscitada por los continuos enfrentamiento entre dos grupos armados de la delincuencia organizada provoca la constante suspensión de clases en el presente ciclo escolar, donde más de 15 mil niños se quedan sin actividades.

 

El 22 de agosto de 2014 hubo más enfrentamientos en Chilapa dejando como saldo varias personas muertas, a partir de esa fecha la balaceras eran continuas, lo que orilló al sector educativo suspender las clases de esa fecha hasta pasadas las vacaciones de invierno.

 

El primero de mayo se registró el asesinato del candidato a la presidencia municipal del PRI, lo que provocó el pánico entre la población y nuevamente la suspensión de clases.

 

El 6 de mayo se registro otro enfrentamiento en Chilapa, con un saldo de seis personas muertas, lo que aplazo el retorno a clases por no haber condiciones de seguridad para los estudiantes, maestros y padres de familia.

 

Finalmente el pasado 9 de mayo alrededor de 200 hombres armados irrumpieron en Chiapa dejando un saldo de 30 personas desaparecidas, por lo que nuevamente se emitió una circular firmada por la SEG, para suspender las clases al no haber las condiciones mínimas de seguridad, lo que ha generado descontento entre los padres de familia.