CIUDAD DE MÉXICO, 28 de mayo de 2020.- La Central Sindical Internacional (CSI) condena el proyecto del régimen chino destinado a imponer un control total del ordenamiento jurídico y de los mecanismos de aplicación de la ley en Hong Kong.

La decisión del régimen es inminente y se espera que el Gobierno de Hong Kong acate la orden de Beijing de entregar el control del Poder Judicial y la Policía, lo que supone una violación del artículo 23 de la Ley Básica de dicho lugar.

“Es evidente que China teme la voluntad de los ciudadanos de Hong Kong, quienes han defendido de forma masiva las libertades fundamentales poniendo en gran peligro su seguridad. China ha calificado regularmente de terrorismo las manifestaciones legítimas, lo cual no solo es una invención sino que constituye una ofensa a todas las personas del mundo que han sufrido a manos de verdaderos terroristas.

“Esta última iniciativa supondría el fin de los derechos y libertades fundamentales, en particular el derecho a la libertad sindical. La clase dirigente china está vulnerando las solemnes promesas que había formulado en 1997, cuando Hong Kong obtuvo su independencia del Reino Unido, en la medida en que está tratando de ejercer un poder total sobre la población de Hong Kong con el objetivo de proteger sus propios intereses.

La nota aquí.