SAN JERÓNIMO, Gro., 18 de febrero de 2019.- Dos de tres estancias infantiles ubicadas en este municipio cerraron sus puertas por falta de recursos, por lo cual madres y trabajadoras afectadas pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador revertir el recorte presupuestal.

Las estancias cerradas son la de Niños Felices y San Juditas, en el caso de esta última ubicada en la comunidad Las Tunas, la responsable Adriana Torreblanca comentó que no cobraban cuota de corresponsabilidad y sólo subsistían del apoyo gubernamental.

Unas 23 madres de familia pidieron a López Obrador que siga el recurso que sostenía a las estancias infantiles, para que así continúen dando el servicio, debido a que no pueden pagar para una guardería privada.

La única estancia que permanece operando es la de Chispita de amor, la cual subsiste de las cuotas que aportan los padres de familia, que son 450 pesos al mes.

Una de las madres afectadas, Gladis García dijo que a todas las que trabajan a diario les perjudica el cierre de las estancias, ya que ahí les enseñan varios temas para su desarrollo educativo, y en cambio, si se quedan bajo el cuidado de los abuelos, no aprenden nada.

“Le hacemos un llamado al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador para que analicen bien la situación, porque las estancias infantiles son muy necesarias y que si en algunas hay irregularidades, pues que tome cartas en el asunto y se les haga una supervisión, pero que no las quiten”, expresó.