ACAPULCO, Gro., 4 de abril de 2020.- Al menos tres de las cuatro minas asentadas en la entidad comenzaron operaciones para un cierre temporal, debido a que esta actividad fue excluida de las esenciales en el decreto de emergencia sanitaria por el Covid 19, publicado hace cuatro días por el gobierno federal.

Fuentes del gobierno estatal indicaron que recibieron notificación de las empresas y que, comenzaron el proceso de cierre desde el primero de abril, el primer día del decreto de la emergencia sanitaria.

La Cámara Mexicana de la Industria Minera (Camimex) informó a sus agremiados que buscará presentar ante el Consejo de Salubridad que se incluya posteriormente “como una actividad cuya suspensión pueda tener consecuencias irreversibles para su continuidad y en el caso particular del sector, para las comunidades mineras”.

En el documento al cual Quadratín Guerrero tuvo acceso, se lee que la minería representa un apoyo para los gobiernos locales pues se trata de “la única opción real de sustento económico y proveeduría de servicios básicos como salud, educación, infraestructura, entre otras, para las comunidades que alojan las operaciones”.

Destaca que durante reuniones que los representantes del gremio minero han tenido con otros organismos empresariales y con el gobierno federal, han hecho hincapié en “los graves impactos económicos que esta decisión generaría al país”, en la cadena de proveeduría, así como a las industrias que utilizan insumos provenientes de los minerales como la alimenticia, construcción, química, médica, eléctrica, energética, telecomunicaciones, entre otras.

El texto firmado por el presidente de Camimex, Fernando Alanís Ortega, quien además es director de la mina Capela, en Teloloapan, advierte que las exportaciones hacia Estados Unidos y el tipo de cambio, se verían afectados, además de los diversos cuestionamientos frente a la entrada del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TMEX).

En el documento también aparece la firma de la directora general de Camimex, Karen Lucía Flores Arredondo.

Las empresas mineras en Guerreo son Los Filos, subsidiaria de Leagold, de capital canadiense; Campo Morado, de Telson Mining, cuya inversión es mexicana y canadiense; Media Luna, propiedad la canadiense Torex Gold; y Capela, de la empresa mexicana Grupo Peñoles.

La minería es la segunda actividad económica más importante de Guerrero, después de la turística, la cual se vio afectada por el cierre de hoteles y playas para detener la propagación del virus.