CIUDAD DE MÉXICO, 28 de enero de 2019.- Luego de cambios de fechas y cancelaciones, esta mañana los titulares de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle; de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero; de la Unidad de inteligencia Financiera de la SHCP, Santiago Nieto y de Profeco, Ricardo Sheffield, acudieron ante la Tercera Comisión de la Permanente en la Cámara de Diputados, para explicar la estrategia del Gobierno federal contra el robo de combustible.

Ante ello, el director General del Pemex, Octavio Romero, sostuvo que ante el grave problema de robo de combustible que se detectó, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió actuar de manera frontal, aunque esto implicara, dijo, que hubiera inconvenientes como los que se presentaron en varios estados del país.

En ese sentido, aclaró enfáticamente que la decisión de cerrar algunos ductos de distribución de combustible, fue una medida tomada apegada a la ley, conforme a derecho de acuerdo a un manual en vigor desde 2013, y no de forma discrecional, pues sostuvo que el control del Estado mexicano sobre los hidrocarburos, es un asunto de seguridad y soberanía nacional.

“Se tomó la decisión de combatir frontalmente este delito no cerrando ductos de manera simplista, sino aplicando estrictamente la ley, se cumplió el procedimiento para aplicar los criterios a seguir cuando se presentan variaciones de condiciones de operación en los sistemas de trasporte por ducto, en vigor desde enero de 2013; no se actuó de manera discrecional, sino conforme a derecho”, sostuvo.

Más información aquí.